lunes, 24 de abril de 2017

BLINIS SALADOS CON SALMÓN Y MASCARPONE Y CON REMOLACHA Y HUEVAS

blinis con salmón ahumado y queso alocados en la cocina

    Al igual que los crepes o tortitas, los blinis sirven como base para diferentes tipos de platos, ya sean dulces o salados. Aunque en Rusia es muy típico acompañar los blinis de crema agria, o crème fraîche, y caviar.
    Nosotros por ahora sólo hemos elaborado la receta de blinis, igual más adelante nos atrevemos a acompañarles con caviar del caro, mientras tanto nos conformamos con utilizar ingredientes aptos para todos los públicos, como la remolacha, el queso, el salmón ahumado y las huevas de lumpo, que no son caviar, pero dan el pego.
blinis con salmón ahumado y queso mascarpone alocados en la cocina
Para 12/14 blinis de 7/8 cm de diámetro:
  • 1 huevo clase “M”
  • 175 ml. de leche
  • 125 gr. de harina
  • 40 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de azúcar
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Versión con aceitunas:  Aceitunas negra sin hueso: 10
Con salmón ahumado y queso de untar:
    blinis con salmón ahumado y queso alocados en la cocina
  • Salmón ahumado: 100 gr.
  • Queso de untar: 100 gr 
  • Huevas de lumpo o capelan (sustituto de caviar): 30 gr.
  • Mostaza de miel (podemos hacerla en casa mezclando mostaza, mejor de Dijon, con un poco de miel y AOVE)
  • Eneldo
  • AOVE
Con salmón ahumado, remolacha y mascarpone:
  • Salmón ahumado. 100 gr.
  • Mascarpone: 150 gr.
  • Remolacha cocida y un poco de su caldo: 1
  • AOVE









    blinis con salmón ahumado y queso mascarpone alocados en la cocina
  1. En un bol tamizamos la harina y la levadura, añadimos el azúcar y una pizca de sal. Mezclamos.
  2. En otro bol,  mezclamos la leche junto con el huevo y batimos.  Incorporamos la mezcla al otro bol e integramos con una varilla.
  3. Finalmente incorporamos la mantequilla en trocitos pequeños a punto de pomada.*1
  4. Si queremos hacer la versión con aceitunas negras, que les dan un toque salado y sabroso, incorporaremos las aceitunas muy picadas en este momento a la masa y mezclamos bien.
  5. Batimos bien, incluso si quieres puedes usar la batidora, hasta conseguir una masa homogénea.
  6. Tapamos el bol con papel film y reservamos en la nevera al menos media hora.
  7. Sacamos, y ponemos a calentar a fuego medio-fuerte una plancha o sartén antiadherente.
  8. Para elaborar los blinis, engrasamos con un pincel untado en aceite o mantequilla derretida la sartén, echamos dos cucharadas de masa para cada blini, primero una y la siguiente la vertemos poco a poco en el centro de la primera para conseguir la forma. También podemos usar un cazo de servir, llenándolo hasta la mitad, vertiendo en el centro de la sartén la masa y distribuyéndola dándole forma con el culo del cazo.*2
  9. Cuando veamos que el borde de los blinis empiezan a dorarse, no a tostarse, les damos la vuelta. Dejamos que se hagan por ese lado, otros pocos segundos, y sacamos a un plato.
  10. Repetimos  esta operación  hasta dar fin a la masa.
  11. Si vemos que algunos no nos quedan tan redondos y queremos igualarlos podemos recortarle los bordes con una tijera.






Una vez elaborados todos los blinis se pueden degustar como más os gusten, en esta ocasión los vamos a presentar de dos maneras distintas:

Versión básica con crema de queso de untar


    blinis con salmón ahumado y queso alocados en la cocina
  • Cogemos cada blini y  untamos el centro con crema de queso o le ponemos una quenelle de queso.
  • Colocamos encima una lámina de salmón ahumado de cinco centímetros de lado. Podemos darle forma cilíndrica o de flor, para dar volumen al plato.
  • Añadimos una cucharadita de moka de huevas de lumpo negras o rojas.
  • Aliñamos con una salsa suave de mostaza y miel
  • Y culminamos espolvoreando con una pizca de eneldo.

Versión con mascarpone

    blinis con salmón ahumado y queso mascarpone alocados en la cocina
  • Tenemos que contar en finas lonchas la remolacha (puede ser con mandolina) y reservar algo del caldo que traen para teñir el mascarpone.
  • Mezclamos el mascarpone con un poco de caldo para darle un toque rosa.
  • Cortamos el salmón ahumado en trozos uniformes de un tamaño adecuado para poner uno por blini.
  • Colocamos una bolita o quenelle de mascarpone sobre el blini
  • Unimos una rodaja de remolacha con otra de salmón y lo deblamos con cuidado en forma de libro y lo colocamos sobre el mascarpone.
  • Le damos un toque de AOVE.







  • *1 La mantequilla a punto de pomada es que esté a temperatura ambiente para  que sea manipulable. 
  • *2 Normalmente el primero de los blinis suele salir peor y es mejor descartarlo para sacarlo a la mesa. recuerda que la sartén debe estar caliente pero evitando que se quemen.
  • También se pueden presentar los blinis con sobrasada y cebolla caramelizada, por ejemplo. 








  • Esta receta tiene un origen báltico y es por lo que se me ha ocurrido ambientarla con un clásico como "Feeling Good" de Nina Simone pero en la versión de Avicii que no se porqué, supongo que por la voz de la chica, me recuerda a esa zona del globo, además de tener unos arreglos muy potentes que casi no recuerdan a la original. A disfrutarla cocinando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus pensamientos sobre lo que has leído.