miércoles, 29 de febrero de 2012

FRUTOS SECOS Y ENSALADAS: GRANDES ALIADOS...

...pero desconocidos por el gran público. Es cierto, que hay gente que de vez en cuando utiliza algún fruto seco en la cocina, pero esporádicamente y en un día especial, tenemos que romper esa tendencia y pasar a usarlos en el día a día...sin miedo.
  Yo creo que una de las razones de su poca utilización deriva de que existe un pensamiento generalizado de que solo se pueden hacer alardes en un día señalado, con una ensalada especial y cuando el resto de la comida es espectacular. Eso pasa no solo con los frutos secos sino con detrminadas preparaciones y platos, como el magret, el solomillo, el rodaballo o un buen risotto...pero de eso hablaremos otro día. Otra razón es que creemos que es dificil incorporar estos productos a los platos...vamos que s dificil cocinar en general y no, no es así lo que hace falta es poner interés y un poco de cariño (mejor mucho)
   Bueno, que me enrollo, vamos a lo que toca...los frutos secos, esos grandes desconocidos. Pensemos en pipas, nueces, kikos o maíces, piñones, almendras, anacardos, mezclas variadas de todo tipo (mix le llaman, gazpacho, se le dice en Cádiz), frutos rojos secos (grosellas, moras...), fruta seca ( orejones, pasas, ciruelas...) o también fruta que se vende seca y deshidratada (piña, manzana, fresas...) y otros que se os ocurran. Todos pueden ser grandes compañeros en ensaladas o en platos de carne, pescado, arroz o pasta.
   Pero mejor os pongo unos ejemplos que es como mejor se aprende y se aprecia, en esta ocasión las explicaciones sobre la elaboración serán más escuetas que otras veces para poder comentar varias recetas. Como siempre, lo importante es la !!!IMAGINACIÓN Y LA VALENTÍA en la cocina!!


ENSALADA DE ENDIVIAS, QUESO BATIDO Y NUECES

Elaboración 

  1. Deshojamos las endivias, las lavamos, las secamos muy bien y las distribuimos en un plato grande o fuente.
  2. Cogemos el queso batido y lo vertemos en un bol, añadimos eneldo, perejil, albahaca o cualquier otra especia suave y verde o una mezcla de ellas, lo removemos bien y, si queremos hacerlo más suave, añadimos un poco de leche. Lo vertemos sobre las endivias, distribuyendolo bien y sin excesos.
  3. Si las nueces son enteras, las cascamos, si son peladas, no es necesario, en cualquier caso cogemos un puñado y lo desmenuzamos con la mano sobre las endivias.
  4. Podemos decorar con tomates cherry por la mitad y un chorrito finísimo de aceite de oliva virgen extra, suave.

Notas, Trucos y Variaciones

  • El queso batido es hoy fácil de encontrar en cualquier tienda, pero si no encontramos, podemos sustituirlo por un yogur natural (en este caso, podemos añadir algo de mayonesa) por queso tipo Philadelphia (en este caso mezclaremos con más leche)
  • Podemos añadir, tras las nueces, unas anchoas cortadas en trocitos o por la mitad.
  • También admite unas manzanas, sin pelar, cortadas en cuadraditos pequeños o en juliana fin

ENSALADA VARIADA CON KIKOS Y GRANADA

  1. Compramos lechuga, hoja de roble, canónigos, espinacas o similar, o bien, compramos una bolsa de ensalada variada (la que nos guste, pero mejor que sea solo verde). En el primer caso, la lavamos bien y la cortamos.
  2. Ponemos los kikos en un mortero y los majamos. Reservamos.
  3. Desgranamos la granada, lavamos los granos y reservamos.
  4. Cortamos una manzana Golden o similar, sin pelar en juliana y reservamos.
  5. Cortamos una rodaja de rulo de cabra en cuadraditos y reservamos.
  6. Aliñamos la lechuga o similar con una mezcla emulsionada de aceite de oliva y vinagre de módena y sal. Tras esto añadimos el resto de los ingredientes previamente reservados y a comer.

Notas, Trucos y Variaciones

  • Si nos gusta, podemos utilizar un poco de mostaza de Dijon en grano para aliñar, añadiendola al aaceite, en vez del vinagre de Módena.
  • Podemos añadir unos tomatitos
  • El queso de rulo de cabara se puede sustituir por otros que nos gusten o no poner queso

ENSALADA DE ESPINACAS CON PIÑONES Y PASAS

  1. Abrimos la bolsa de espinacas y cortamos a las hojas los rabitos que puedan tener (hacen feo) y la ponemos en una fuente.
  2. Cortamos los tomates cherry o normales en trozos y reservamos.
  3. Ponemos las pasas en un cuenco y las hidratamos con agua, una media hora mínimo.
  4. Cortamos el rulo de cabra en trozos o lo dejamos en rodajitas, si son pequeñas.
  5. Cortamos el bacon en trozos de 1 cm. y lo freimos con poco aceite de oliva (cuidado que no se queme).
  6. Mientras se dora el bacon, aliñamos bien las espinacas con sal y una emulsión de aceite de oliva virgen y vinagre de módena (mezclamos bien y sin escatimar)
  7. Añadimos los piñones, las pasas escurridas, el tomate, el rulo de cabra encima e, inmediatamente antes de servir, el bacon calentito. !Qué aproveche!

Notas, Trucos y Variaciones

  • Podemos añadir a la emulsión un poco de mostaza de Dijon.
  • Es conveniente tener todo preparado para que no se enfrié el bacon y verterlo sobre le queso para que se funda un poco.
  • Si tienes tiempo y ganas puedes alardear en la presentación, haciéndolo en forma de timbal, es decir, colocando en un aro de cocina profundo (o en una taza de desayuno engrasada) una capa de espinacas aliñadas (con piñones y pasas también) otra de rodaja de tomate y así sucesivamente. Colocando arriba una rodaja de rulo de cabra que podemos dorar con soplete o sartén. En este caso no utilizamos bacon. Finalmente espolvoreamos un poco de orégano.

ENSALADA DE TOMATE CON QUESO FETA, ACEITUNAS Y ALMENDRAS TOSTADAS

  1. Cortamos los tomates en cuadrados grandes.
  2. Picamos las aceitunas (no excesivamente)
  3. Freímos las almendras crudas en una sartén sin aceite (también las venden tostadas)
  4. Mezclamos en una fuente el tomate con albahaca o menta picada (si es posible mejor fresca), las aceitunas, aceite de oliva virgen extra y vinagre suave.
  5. Finalmente, añadimos el queso feta que suele venir ya cortado en cuadrados y las almendras tostadas

Notas, Trucos y Variaciones

  • Es aconsejable añadir al final el queso para que no se rompa al mover la ensalada.
  • Las almendras se añaden al final porque si no se ponen blandas con el aliño
  • Estos son algunos ejemplos de ensaladas en las que la presencia de los frutos secos es algo más que testimonial. En alguna futura entrega volveremos sobre el tema e insistiremos en su uso.

Ahora toca practicar y coger ideas de las arriba expuestas para crear nuestra propia ensalada con frutos secos...ya sabéis !!imaginación y valentía en la cocina!!

Ambientemos estas recetas

Como se trata de recetas frescas y variadas vamos a poner una canción tranquila y veraniega de Russian Red, Fuerteventura, en acústico y en directo.


1 comentario:

  1. Anda que no tienes que está eso bueno ni ná

    ResponderEliminar

Gracias por compartir con todos tus pensamientos sobre lo que has leído.